Bienvenidos al mundo infantil...

El bebé

Un bebé es un niño humano de una edad todavía muy corta, que no puede hablar. Un bebé recién nacido es un neonato.

El bebé recién nacido no posee ningún comportamiento aprendido, comportándose por puro instinto y con varios reflejos, aunque su capacidad de aprendizaje es hasta una cierta edad límite (discutida por los expertos, pero situada por la mayoría alrededor de los 4 o 5 años), mucho mayor que la de los individuos adultos.

El bebé es totalmente dependiente de sus padres o tutores, necesitando de su atención para poder satisfacer sus necesidades básicas, o para realizar actividades elementales. Ante cualquier necesidad o incomodidad, el bebé llora para atraer la atención de los adultos.

Alimentación

El bebé no puede ingerir la misma clase de alimentos que el adulto, necesitando alimentos fáciles de digerir. Desde sus primeras horas, el bebé está preparado para succionar-alimentarse con leche materna, que las glándulas mamarias de su madre produce como resultado de los cambios hormonales durante el embarazo. En el mundo moderno existen alternativas para la leche materna (por ejemplo, la solución para bebés en un biberón), aunque el sentido común, los pediatras y los psicológos, desde los 1970 desaconsejan la sustitución total del amamantamiento. El amamantamiento absoluto con leche materna es normal hasta los seis meses. Luego se incorporan lentamente alimentos sólidos, y luego se desteta. La OMS recomienda continuar con la lactancia materna hasta los dos años del niño.

Hábitos

El bebé es incontinente al no haber adquirido la noción de depósito de la vejiga (aprendido todavía a controlar los esfínteres y músculos asociados a la defecación y a la micción), por lo que es habitual llevar pañales. Al no poseer ninguna conducta aprendida, el bebé no puede andar, pero en unos cuantos meses y conforme su sistema psicomotor se desarrolla, el bebé algo mayor aprender a gatear.

El bebé duerme mucho más que los infantes mayores o que los adultos, pasando una parte muy significativa de la jornada durmiendo. El recién nacido no posee el ritmo circadiano que hace dormir a los adultos un tercio del tiempo, provocando que el bebé pueda despertarse y tener hambre o sed a horas en que los adultos duermen.

Desarrollo

De 2 a 3 meses
Mueve la cabeza para seguir algo con la vista
Sonrie cuando se le acercan
Emite sonidos
A los seis meses
Acerca la mano para tomar un objeto
Comienza a reconocer a su madre
Comienza a distinguir entre rostros familiares y desconocidos
Juega con sus manos
De los 7 a 8 meses
Se mantiene sentado sin apoyo
Pasa objetos de una mano a otra
A los 10 meses
Se pone de pie
Se mantiene de pie con apoyo pero no puede sentarse sólo
Emite las primeras palabras
Le gusta lanzar objetos
a los 12 meses
Da sus primeros pasos o al menos se desplaza a gatas y sabe levantarse.

Fuente: Wikipedia

Pere i Fills S.L.
© 2007 Todos los derechos reservados